ODS 16. Paz, Justicias e Instituciones Solidas

ODS 16

El Objetivo 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible está orientado al logro de sociedades pacíficas con un acceso equitativo a la justicia para toda la población.

El Paraguay a través de su Carta Magna de 1992 avanzó en la protección de los derechos humanos fundamentales, en este sentido el Plan Nacional de Desarrollo promueve un estado que garantice un sistema de justicia eficiente en términos de celeridad mejorando la participación ciudadana.[1]

El Ministerio de Justicia a través de su Dirección de Derechos Humanos está abocada a la tarea de observar la implementación del ODS 16 conjuntamente con la Comisión ODS Paraguay, ha elaborado un Plan Nacional de Derechos Humanos a través del cual se alinean las prioridades del Pan Nacional de Desarrollo con un enfoque de Derechos Humanos.

Por otro lado, el país ha articulado una unidad de combate a la trata de personas[2] a través del cual se ofrecen garantías constitucionales a las víctimas y velar por el cumplimiento de la Ley N° 4788/12.[3]

Estas acciones son algunas de las promovidas por el Paraguay en la búsqueda de una sociedad igualitaria con seguridad, justicia y derechos humanos.